Puntos clave para lograr una respiración adecuada en el ciclismo

               

Cuando se busca mejorar el desempeño en el ciclismo, la mayoría de los ciclistas se concentran en mejorar la condición física o aumentar la potencia en el pedaleo. Muy pocos toman en cuenta un aspecto fundamental: la respiración.

Para ganar velocidad al andar en bicicleta no es suficiente solo con pedalear. Aprender a respirar correctamente mejorará tu desempeño como ciclista.

La importancia de la respiración en el ciclismo se resume en algunos puntos clave:

  • La energía que supone expandir las costillas al respirar es muy importante ya que entran en juego más de 20 músculos principales y secundarios.
  • La capacidad respiratoria óptima sobre la bici se obtiene cuando existe una postura idónea de equilibrio muscular y cuando se logra potenciar la coordinación de los movimientos respiratorios con los movimientos del manubrio y de los pedales.
  • Los músculos respiratorios tienen una buena parte de su origen en las costillas y solo pueden actuar de forma eficiente cuando existe estabilidad en la columna vertebral. El objetivo es mantener la espalda estable.
  • La clave en la respiración sobre la bici reside en elevar la eficiencia del gasto energético en la apertura de las costillas, y permitir que el diafragma trabaje sin tensiones externas adicionales.

La fuerza muscular y la movilidad de la espalda te ayudarán a lograr estos objetivos. Una adecuada postura de la columna te permitirá potenciar los movimientos respiratorios, facilitando que el diafragma pueda actuar con más eficiencia y a una mayor velocidad y potencia.

 

Qué no hacer

Se debe evitar la debilidad de la espalda y el encogimiento abdominal. Estos son los principales enemigos de la correcta respiración, ya que provocan que se realicen fuertes exhalaciones en lugar de potenciar la inspiración.

 

Qué hacer

Estando sentados cuándo se incrementa la intensidad del pedaleo -o de pie sobre los pedales, se debe mantener la contracción de la región dorso-lumbar y abdominal, para estabilizar la espalda y la cadera. Con esta postura, al inspirar aire el recorrido descendente del diafragma será frenado por la tensión abdominal y entonces incidirá en la apertura de la caja torácica. En ese momento el diafragma abrirá las costillas inferiores, elevará su recorrido más ascendente y aumentará la potencia muscular.

De acuerdo con expertos, el truco de los grandes campeones del ciclismo es mantener siempre el tórax en expansión y coordinar los movimientos de los músculos inspiradores y espiradores con la ayuda del movimiento del manubrio.

FuenteModoCiclismo

 

Prensa Federación Costarricense de Ciclismo

prensa@fecoci.net / 2231-3944

 

About the Author

By prensa / Author on Feb 11, 2021